Read this blog in English:

Lee mi otro blog:

Visita los blogs de mis proyectos en aulas: Story Time y Filosofía a la de tres

Visita la web del proyecto editorial de Filosofía visual para niños Wonder Ponder.

lunes, 10 de diciembre de 2012

¿Qué prefieres... vivir en una jaula con un jerbo o en una pecera con un pez?

¿Qué prefieres...?
Escrito e ilustrado por John Burningham
Kókinos, 1994
Título original en inglés: Would You Rather...
Primera edición 1978
Nuestra edición (en inglés): Red Fox, 1999


















Haz clic arriba para escuchar cómo leemos y hablamos de ¿Qué prefieres...? (en inglés)

Haz clic aquí para escuchar una versión sin "charla" de ¿Qué prefieres...? (en inglés)



La primera persona a la que regalé ¿Qué prefieres...? de John Burningham es una niña muy lista y muy encantadora de nombre Ada, que da la casualidad de que es mi ahijada, pero eso no tiene nada que ver con que diga que es lista y encantadora. Es que lo es. Cuando su madre le leyó el cuento por primera vez, exclamó encantada: "Mamá, ¡este libro es un poquito AS-QUE-RO-SO!"'

¡Y es verdad! Es asqueroso y bastaaaaante tonto, y está repleto de posibilidades magníficas y descabelladas y elecciones duras. 

El texto
¿Qué prefieres...? es simplemente una lista de preguntas graciosas y estimulantes sobre elecciones. John Burnignham pregunta a sus lectores qué les gustaría que rodeara su casa (agua, nieve o jungla) y qué les gustaría tener en el interior (un elefante bebiéndose el agua del baño, un águila robándote la cena, un cerdo probándose tu ropa o un hipopótamo durmiendo en tu cama), qué preferirían que les echasen encima (mermelada, barro o agua), qué preferirían que les obligaran a comer (arañas, babosas, gusanos o caracoles), cómo preferirían pasar vergüenza (con un baile del padre delante de los amigos del colegio o con una bronca de la madre con la camarera de una cafetería) o dónde preferirían perderse (en la niebla, en el mar, en un desierto, en un bosque o en una multitud). 

¿Tiene pinta de ser un poco tonto? Ya he dicho que lo es. Y las ilustraciones hacen que resulte incluso más tonto. Pero aunque es cierto que las preguntas planteadas son primordialmente inductoras de risa, la mayoría de ellas son también bastante interesantes (y divertidas) para pensar sobre ellas, hablar sobre ellas y ofrecer argumentos a favor de nuestra elección en cada uno de los casos. ¿Qué prefieres, que te estruje una serpiente, que te engulla un pez, que te coma un cocodrilo o que te aplaste un rinoceronte? No es fácil la elección y argumentar a favor de nuestra elección es incluso más difícil. Una serie de retos graciosos y tontos que ha encantado a todos los niños a los que se lo he leído (desde los 3 a los 7 años). 

Las ilustraciones
Claro está, el texto no sería tan tonto sin los dibujos. Las ilustraciones de John Burningham, con su característico trazo suelto y expresividad espontánea refuerzan el humor y consiguen hacer que la idea más descabellada o extravagante nos parezca de lo más plausible y natural.  

Seguro que entendéis a lo que me refiero en la siguiente pregunta (¿Qué prefieres... que un elefante se beba el agua de tu bañera, que un águila te robe la cena, que un cerdo se pruebe tu ropa o que un hipopótamo duerma en tu cama?):   


Pues sí, quizás esta noche cuando te vayas a la cama te encuentres un hipopotamo en tu cama y mañana cuando te despiertes, un cerdo quiera probarse tu ropa. ¿Qué hay de nuevo? 

La siguiente es una de nuestra gama de opciones preferidas. ¿Qué prefieres, que te estruje una serpiente, que te engulla un pez, que te coma un cocodrilo o que te aplaste un hipopótamo? 





¿Qué¿ ¿Cómo te quedas? Nosotros siempre tratamos de encontrar maneras de escapar de cada uno de los aprietos ilustrados arriba. En la grabación (arriba), mi hijo dice que prefiere que le coma un cocodrilo "porque un cazador de cocodrilos vendría y le salvaría". Yo digo que prefiero que me aplaste un rinoceronte porque le haría cosquillas en el culo y se levantaría enseguida.

En las siguientes dos imágenes, nos encanta la vergüenza que está pasando el pobre niño:
 


Y las últimas ilustraciones que os mostramos en este post hacen que una serie de ideas ya completamente locas se vuelvan sencillamente tronchantes. "¿Con quién prefieres vivir, con un jerbo en una jaula, con un pez en una pecera, con un loro sobre una percha, con un conejo en una conejera, con unos pollos en un gallinero o con un perro en una caseta?" Haced clic sobre ellas para ver un poco más grande al niño en la rueda de hámster, en la pecera y en la jaula del loro.

 

Lectura en voz alta
¿Qué prefieres...? no es sólo un libro para leer, ¡es un libro estupendo para charlar también! Es un libro para compartir ideas, risas y algún que otro truco secreto para sortear esas elecciones tan duras. Es imposible leer el libro en voz alta sin que los oyentes participen y, al menos en mi experiencia, la participación en este caso tiende a ir mucho más allá de simplemente elegir la opción favorita de entre el conjunto de posibilidades normalmente espantosas.

Anima a los niños a imaginar otros mundos, otros escenarios y otras posibilidades y a hablar sobre ellos mismos en esos escenarios. También les anima a dar razones y mirar las ventajas y desventajas de las distintas alternativas, por muy locas que sean.  

Fue un éxito inmediato (risas aseguradas) desde el principio, pero lo que me parece especialmente interesante es que nuestra conversación es distinta cada vez que lo leemos. Las primeras veces que lo leímos mi hijo respondía de exactamente la misma forma a cada pregunta y esperaba que yo hiciera lo mismo y confieso que temía que el libro fuera uno de esos libros que sólo aguantan una lectura. Pero ahora le divierte mucho cambiar lo que dice y hacer distintos comentarios cada vez que lo leemos. La grabación muestra una lectura y una conversación, pero es probable que sea completamente distinto la próxima vez que lo leamos. Y eso lo convierte en un libro muy divertido y bastante especial.

Otras cosas que nos gustan de ¿Qué prefieres...?
Me gusta un libro que pregunta cómo sería la vida en la jaula de un jerbo. No lo puedo evitar. También me gusta de verdad y mucho la idea de tener un koala al que leerle cuentos.

A mi hijo le encanta la idea de ayudar a Papá Noel a entregar los regalos y de entrar en un supermercado montado en un toro.

En general, somos muy fans de John Burningham en casa (Mr. Gumpy's Outing es un favorito de siempre, como también lo es La cama mágica y esa estupenda pequeña serie de libritos publicados en los 70, que incluyen The SchoolThe CupboardThe Blanket, The Snow, The Rabbit y The Friend). 

(c) de todas las imágenes, John Burningham, 1978
(c) del texto, Ellen Duthie, 2012.  Puedes copiarlo o reproducirlo si quieres, pero por favor, sé buena gente y cita tu fuente (autora y blog).

No hay comentarios:

Publicar un comentario